REPSOL en su programa “Más que Palabras” apoyó proyecto de mejora educativa y nutricional en comunidades de Cañete.

REPSOL en su programa “Más que Palabras” apoyó proyecto de mejora educativa y nutricional en comunidades de Cañete.

 

Repsol en su programa de Responsabilidad Social Corporativa “Más que palabras” apoyó un proyecto de “Mejora del nivel educativo nutricional y cuidado medioambiental para mujeres y niños”, ejecutado por Condoray en comunidades rurales del Valle de Cañete.

Condoray promueve desde 1963, diversos Programas de desarrollo rural y de formación de mujeres líderes y sus familias que han beneficiado a mas de 25 mil mujeres.

Cada año la fundación REPSOL premia diferentes iniciativas sociales, presentadas por empleados de la compañía, que presentan una contribución importante en beneficio de grupos sociales desfavorecidos en España y otros países. En el 2016, entre 44 proyectos, fue seleccionado el de Condoray denominado “Mejora Educativa y Nutricional y medioambiental en mujeres y niños de 6 comunidades rurales del Valle Cañete”.

En el proyecto participaron los poblados de Roma, Unanue, Santa Cruz, Los Ángeles – Miraflores, Los Olivos y Villa del Carmen en los que la población presenta un alto índice de desnutrición.

En los diferentes talleres de trabajo, 80 mujeres siguieron un programa de formación nutricional donde aprendieron a elaborar menús infantiles sanos y equilibrados. Ellas prepararon más de 300 raciones para los niños de los diferentes poblados que pudieron tener una dieta balanceada y recibir clases formativas de higiene y virtudes humanas.

Los contenidos de las clases de nutrición que recibieron las mujeres fueron: nutrición en la familia, importancia de la alimentación; reglas de higiene personal para la manipulación de alimentos, la pirámide nutricional y alimentos que se deben evitar en la dieta diaria.

Las mujeres rurales elaboraron menús balanceado con productos de la zona bajo la supervisión de la capacitadora. Por ejemplo han preparado: quinua guisada con queso, pescado al vapor con arroz y ensalada, sopa espesa de verdura, lentejas guisadas con queso, ensalada y arroz, olluco guisado con queso y arroz, refresco de quinua y loncheras nutritivas.

Por otra parte, se han impartido talleres de sensibilización, cuidado del medio ambiente, de reciclaje, etc. de forma que el aprendizaje suponga una mejora de las viviendas y del propio entorno, al tiempo que se fomenta la participación de todos (mayores y jóvenes), para lograr ambientes más limpios y ordenados donde se busca la calidad y el bienestar de todos.

Los talleres de saneamiento ambiental abordaron temas como: origen y consecuencias de la contaminación ambiental, desastres naturales y prevención, cuidado de medio ambiente, importancia de creación de áreas verdes y reciclaje.

Dentro del marco del proyecto se hizo una premiación a los niños que destacaron por sus proyectos de reciclaje y su participación en las campañas de limpieza y asistencia a los talleres de medio ambiente.

La ayuda de REPSOL supone un apoyo valioso a este programa que tras varios años de trabajo esta teniendo un impacto importante en las comunidades rurales. Es una contribución al desarrollo sostenible de nuestro país.